Saltar al contenido

Cómo hacer que te pasen cosas buenas

que te pasen cosas buenas

Todos deseamos ver que en nuestras vidas pasen cosas increíblemente buenas, que todo lo que planeemos hacer, se vuelva realidad; pero muchas veces eso no pasa, y constantemente vemos hechos contrarios a nuestros anhelos, y pensamos ¿Qué hice mal? ¿Por qué nada me sale bien? Y un sinfín de preguntas negativas; sin embargo, a partir de hoy sabrás ¿Cómo hacer que te pasen cosas buenas?

 

Algo importante a destacar, es que las cosas buenas no son eventos aislados a nuestras vidas; sino que, son una cadena de favores que recibes, después de una planificada y orientada ejecución de hábitos; los cuales se materializan en lo que llamamos cosas buenas. Eso es lo que todos estamos buscando; pero para eso hay un camino, que conlleva varios lineamientos a seguir.

Como hacer que te pasen cosas buenas en la vida

El hecho de estar vivos ya es un regalo maravilloso y es considerado como algo bueno; así que, dejemos de ver lo negativo y enfoquémonos en valorar todo lo bueno que hemos recibido en lo largo de nuestras visas. Sigue hasta el final y te sorprenderás con todo lo que aprenderás el día de hoy.

 

¿Sólo a algunas personas les suceden cosas buenas?

 

De seguro esta es una de las preguntas que te has hecho; y durante mucho tiempo, se ha creído en esta afirmación, que las cosas buenas, los éxitos y también los beneficios les llegan a personas que fueron elegidas para eso. Se cree que las personas que nacen con un talento natural para hacer negocios, o para los deportes, o para el dinero, etc; son las que pueden tener buenos resultados en la vida; pero así no es como funciona todo esto.

 

Frecuentemente muchos piensan que los mejores y más exitosos empresarios son prácticamente personas perfectas; que al parecer tienen como una visión que les permite saber qué hacer siempre; pero no, en realidad lo que hace que dichas personas sean como son, es su incansable trabajo y dedicación, que los ha llevado hasta el éxito.

 

El éxito no es un regalo, es una construcción. Si construyes éxito, tendrás éxito, pero si no construyes nada, entonces no tendrás nada.

 

Muchas veces estos estereotipos que la sociedad construye sólo hacen que nuestra autoestima baje; pero ahí es donde debemos saber que las cosas buenas no son un regalo, ni una acción fortuita del destino; sino un resultado producto de las capacidades que cada ser humano posea, y aquí te enseñaremos cómo hacer que te pasen cosas buenas.

 

Esas llamadas “personas elegidas”, son solamente seres humanos de carne y hueso, que han decidido poner todo de sí mismos para poder lograr sus metas; y lo mejor de todo, es que tú puedes ser una de ellas, si te esfuerzas en alcanzar todo lo que te propongas, y luchar por cumplir tus sueños; así que, no te rindas, tú puedes lograr cosas buenas; ¡sólo debes proponértelo y alcanzarlo!

 

Mitos que las personas creen sobre las cosas buenas

 

Habiendo dicho esto; es importante destacar que, así como el mito de las personas elegidas, existen muchos otros que hacen que nos limitemos de luchar por cosas buenas; pero te mencionaremos algunos de estos, para que no caigas en ese error. Y Recuerda que las cosas buenas les pasan a quienes luchan por ellas y quienes las buscan.

 

“Las cosas buenas son perfectas”; muchos creen que las personas exitosas tienen todo perfecto, como que si estos individuos nunca se equivocaran; lo cual es netamente falso, porque todos los seres humanos erramos, la diferencia la hace el levantarnos y seguir.

cosas buenas

“Tengo que esperar muchos años para que me pasen cosas buenas”; esto es algo que las personas también repiten mucho; y lo que se logra con esta frase, es que la mayoría se desilusione y luego no se esfuercen en donde están. Pero, no tienes que esperar largos años para ver el fruto de todo lo que has trabajado; sino que, luchando fuertemente, puedes hacerlo, así que no caigas en este mito.

 

“Las cosas buenas son efímeras”; esto es una de las mentiras más comunes de las personas, donde pretenden hacer ver que las cosas buenas no duran mucho tiempo; sin embargo, eso es rotundamente falso, porque las cosas buenas perduran en el tiempo y trasciende a otras personas a tu alrededor; por eso, no olvides: “las cosas buenas son perdurables tanto en tiempo, como en espacio”.

 

¿Qué hacer para que lo bueno llegue a tu vida?

 

Lo primero es: “ser agradecido” El agradecimiento es un bien que muchas veces no practicamos; y por eso, muchas veces nos convertimos en personas mediocres, porque es la gratitud lo que te eleva por sobre los demás y hace que estés posicionado para recibir cosas buenas. Así que, sé agradecido, aun con lo poco que dices tener, pero agradece siempre.

 

Lo segundo es: “no puedes sólo” El orgullo y el egocentrismo son nuestros peores enemigos, y hacen que nos fijemos sólo en nosotros, y nos olvidamos de que no somos indispensables; pero lo importante es que podamos recordar a cada instante de que no somos indefectibles y que necesitamos de un equipo que nos apoye y que nos ayude.

 

Lo tercero es: “siempre sé bondadoso” En el mundo hay mucha necesidad, y a veces esas personas vienen a presentarse y no les damos la atención debida; por lo que, siempre hay que recordar, que dar de lo que tienes no es quitarte algo, sino invertir en algo que será recompensado con acciones de felicidad.

 

Por último, “las cosas buenas no vienen por ti” No creas que eres la punta del iceberg, porque te sucedan cosas buenas; porque no vienen por ti, vienen como recompensa por todo lo que has hecho antes, y eso marca la diferencia.

 

No busques las cosas buenas en ti mismo, o en tu interior, no; busca las cosas buenas en los regalos que tienes a diario, tus hijos, tu familia, y todo lo que te rodea. Porque esos, son las mejores cosas que puedes tener, y que no podrán arrebatarte.